• Preservar la tradición no es sinónimo de rechazar el cambio. Al contrario, la tradición viene de la búsqueda constante de la perfección. Y cuando se trata de la tradición aplicada a la fabricación de los pianos de cola, existe un sonido, un timbre, al que sólo pueden aspirar los que se superan a sí mismos constantemente. Durante casi medio siglo, los pianos de cola de la mundialmente reconocida serie C de Yamaha han seguido un proceso gradual de refinamiento